Sección para PRO

BENEFICIOS EXCEPCIONALES para los PROFESIONALES

Usted es:

GARAJERO, REVENDEDOR, MECANISTA, COMPRA Y VENTA de vehículos, GESTOR DE FLOTA, TAXI, GROSISTA

Todo lo que debe saber sobre el GPF, el filtro de partículas de los coches de gasolina

Todo lo que debe saber sobre el GPF, el filtro de partículas de los coches de gasolina

Mucha gente no lo sabe, pero desde 2016, los filtros de partículas también son obligatorios en los coches con motor de gasolina puestos en circulación en la Unión Europea. Se llaman GPF, por Filtro de Partículas de Gasolina. Sin embargo, a menudo no se entiende bien cómo funcionan estos dispositivos anticontaminación. ¿Funcionan como los filtros de partículas de los coches diésel? ¿Es necesario realizar un mantenimiento del GPF?

¿Cómo funciona un GPF?

Para limitar las emisiones contaminantes también de los coches de gasolina, se decidió imponer, a partir del 1er de enero de 2016, un filtro de partículas específico. Se conoce como GPF. Responde a una normativa cada vez más estricta destinada a reducir el impacto medioambiental de los automóviles. En efecto, frente a los importes en alza del malus ecológico, era necesario encontrar una solución que redujera significativamente las emisiones de partículas finas en el tubo de escape... Y el coste de comprar coches nuevos. ¿La promesa global? Reducir hasta un 95% la contaminación generada por un coche de gasolina. Al mismo tiempo, la introducción de la norma Euro6c ha obligado a los fabricantes a alcanzar un umbral de 60 mg/kilómetro (óxidos de nitrógeno).

El GPF captura las partículas de hollín a través del tubo de escape. Estas llegan a una rejilla en forma de panal y se aglomeran. El conducto de escape se calienta con bastante rapidez, lo que permite carbonizar las partículas contaminantes sin necesidad de ciclos de regeneración, ya que los motores de gasolina se calientan más rápidamente que los diésel. Esto permite que el GPF funcione de forma completamente autónoma, sin mantenimiento ni riesgo de obstrucción. Además, el filtro de partículas de los motores de gasolina (GPF) también provoca una muy ligera disminución de la potencia, que sigue siendo mínima y apenas perceptible durante el uso. El sonido también se puede amortiguar ligeramente, ya que añade un elemento adicional a la línea de escape, que puede actuar de la misma manera que un silenciador.

¿Cuáles son las ventajas del GPF?

El GPF tiene varias ventajas, que son:

- Reducción significativa de las emisiones contaminantes del motor;

- Una acción eficaz, realizada sin ciclo de regeneración;

- Sin riesgo de obstrucción;

- Menor coste de adquisición que un filtro de partículas;

- De por vida como el coche;

- No requiere mantenimiento.

¿Cuáles son las diferencias entre un FAP y un GPF?

Fundamentalmente, el FAP y el GPF son muy similares. Ambos adoptan la forma de un cilindro metálico, que se asienta sobre la línea de escape. Esto significa que los dos elementos son similares en apariencia, especialmente en el exterior. En el interior, ambos tienen un monolito, hecho de metales preciosos (en su mayoría) con una estructura de panal que atrapa las partículas finas de contaminación. Sin embargo, como sabemos, los motores diésel y de gasolina funcionan de forma diferente y no emiten los mismos contaminantes. Por esta misma razón, los catalizadores de estos motores no son similares.

Los filtros de partículas para motores de gasolina (GPF) no requieren un ciclo de regeneración para eliminar las partículas finas, a fin de evitar su obstrucción. El calentamiento más rápido del conducto de escape permite eliminar las partículas de forma directa, uniforme e imperceptible para el conductor. Los gases que se filtran incluyen hidrocarburos, óxidos de azonte y partículas de monóxido de carbono. De este modo, los contaminantes se convierten en dióxido de carbono, nitrógeno y agua de forma aún más eficaz. Es fácil confundir el GPF con el catalizador. Sin embargo, existe una diferencia real entre ambos. El catalizador reduce la toxicidad de los contaminantes, mientras que el filtro de partículas de los motores de gasolina filtra y elimina esas mismas partículas. Esto significa que el GPF se desgasta muy lentamente. Además, el GPF ha sido diseñado para durar. Su vida útil es equivalente a la del coche.

Por lo tanto, existen muchas diferencias entre un FAP y un GPF. A pesar de tener un objetivo común, el funcionamiento sigue siendo muy distinto y esto se nota en el uso y con el paso del tiempo.

¿Puede obstruirse un GPF?

Debido a su diseño y al calentamiento más rápido de los motores de gasolina, el GPF se desgasta muy poco. Al mismo tiempo, el riesgo de obstrucción es realmente mínimo, lo que permite a los fabricantes de GPF anunciar una vida útil muy larga, mucho mayor que la de los mejores filtros de partículas para coches diésel. Incluso en viajes cortos repetidos, el GPF conseguirá eliminar las partículas finas más rápidamente.

Sin embargo, algunas personas temen este ensuciamiento, que a pesar de todo es inexistente, y se plantean eliminar el GPF de sus coches con motor de gasolina. Sin embargo, este procedimiento está terminantemente prohibido. Sobre todo, no aporta nada concreto en términos de homologación. El FAP de los coches de gasolina es muy discreto y sólo altera ligeramente el sonido. Hay que recordar que el artículo L. 318-3 del Código de la Circulación establece que se puede imponer una multa de 7.500 euros por cualquier retirada de un dispositivo anticontaminante en un vehículo.

¿Cuál es el coste medio de un GPF?

El coste del GPF es relativamente bajo. Dado que no es necesario sustituirlo, no se plantea realmente la cuestión del precio de sustitución. Los fabricantes de coches nuevos no aplicaron ningún recargo especial cuando se impuso la instalación de este equipamiento en los vehículos. La razón es que el coste de desarrollo y materiales es inferior al de los diésel. La cerámica es más convencional, por ejemplo. Al comprar un coche de gasolina nuevo o de segunda mano, no hay que preocuparse de que lleve de serie el GPF.

¿Cuándo se debe sustituir el GPF?

¡Buenas noticias! El GPF ha sido diseñado para durar. Su funcionamiento, correlativo al de los motores de gasolina, garantiza una eliminación permanente y eficaz del hollín. Esto significa que no tiene que preocuparse por atascos o fallos particulares. Así que no tiene que preocuparse por sustituir este equipo, que ha sido desarrollado para durar toda la vida de su vehículo.

La última palabra

El GPF es un dispositivo especialmente ingenioso para mejorar la huella de carbono de los vehículos. Inspirado en gran medida en el filtro de partículas de los coches diésel, toma la receta de éste y la adapta a los coches de gasolina. El dispositivo funciona de maravilla y es fiable, duradero y eficiente. Su larga vida útil lo convierte en un dispositivo especialmente bien pensado y pertinente para reducir las emisiones contaminantes de los coches de gasolina. El hecho de que no haya riesgo de obstrucción convierte al GPF en un aliado inestimable para los automovilistas, que se benefician además de una penalización ecológica muy reducida.

Por lo tanto, no hay que temer especialmente cuando se cambia a un coche con motor de gasolina equipado con un filtro de partículas. Por supuesto, el sonido se amortiguará ligeramente, pero en realidad, no hay ninguna desventaja importante en tener este dispositivo en su coche, sino todo lo contrario.

Fuentes de las imágenes:
Karolina Osinska / Autor: nd3000 / Número de licencia: 8WXFDAEJLH - elements.envato.com

Posteado el 24/03/2023 por 2023 0 8415

Deje un comentarioDeje una respuesta

Categorías del blog

Últimos comentarios

Busqueda del blog