Sección para PRO

BENEFICIOS EXCEPCIONALES para los PROFESIONALES

Usted es:

GARAJERO, REVENDEDOR, MECANISTA, COMPRA Y VENTA de vehículos, GESTOR DE FLOTA, TAXI, GROSISTA

FAP y catalizador: puntos esenciales que hay que comprobar antes del montaje

FAP y catalizador: puntos esenciales que hay que comprobar antes del montaje

¿Algún cliente le ha pedido que sustituya el filtro de partículas o el catalizador de su coche? Se trata de una operación relativamente habitual y necesaria cuando un dispositivo anticontaminación deja de funcionar. Para que la sustitución del catalizador o del FAP sea lo más sencilla posible, hemos recopilado algunas comprobaciones esenciales que deben realizarse antes de instalar un nuevo equipo.

Identificar el origen de la avería

Para empezar, le recomendamos que conozca el origen de la avería del catalizador o del filtro de partículas. En el caso de los FAP, suele ser la obstrucción la responsable de la avería.

En el caso de los catalizadores, a veces puede tratarse de la rotura de la cerámica como consecuencia de un choque térmico repetido. Es un hecho: muchos automovilistas eligen vehículos diésel para un uso predominantemente urbano. El resultado es una rápida obstrucción, que puede hacer necesaria la sustitución del FAP.

Por tanto, antes de realizar la operación, es necesario identificar la causa de la avería para evitar que se repita. A menudo, un componente del tubo de escape puede causar problemas con el FAP o el catalizador.

Aunque los síntomas de un catalizador o un FAP desgastados (aumento del consumo de combustible, modo degradado, pérdida de potencia, etc.) son bastante fáciles de identificar, la causa de la avería es a veces más difícil de precisar... Pero esta es la etapa crucial que debe completarse antes de instalar un nuevo dispositivo anticontaminación en los vehículos de sus clientes.

Las etapas de las pruebas

Como sabemos, los gases de escape son muy nocivos. Por tanto, deben poder circular de forma óptima para reducir su contenido contaminante y permitir su transformación en dióxido de carbono (CO2). Veamos los distintos elementos que hay que comprobar antes de instalar un nuevo FAP o catalizador en los vehículos de los clientes.

  • Sensores de presión diferencial: detectan una diferencia de presión entre la entrada y la salida del FAP. Sin estos sensores, la regeneración no sería óptima y podría provocar una rápida obstrucción. Es esencial comprobar y sustituir estos sensores si es necesario;
  • Sensores de temperatura: miden la temperatura de los gases de escape para detectar cualquier saturación del FAP. También activan los ciclos de regeneración cuando es necesario;
  • La válvula EGR: recircula los gases de escape, limitando las emisiones de NOx. Es esencial que esté en buen estado de funcionamiento, de lo contrario el nuevo FAP se desgastará prematuramente;
  • Inyectores: a menudo pasados por alto, los inyectores son esenciales para el buen funcionamiento de un motor. Garantizan una buena combustión y pueden limitar las emisiones contaminantes. Por lo tanto, es esencial revisar los inyectores antes de sustituir un catalizador o un filtro de partículas;
  • Bujías de incandescencia: al igual que los inyectores, las bujías de incandescencia contribuyen a reducir la contaminación emitida al arrancar los coches diésel. Compruebe que están en buen estado antes de empezar a trabajar. Sin ellos, el FAP puede obstruirse más rápidamente, reduciendo la vida útil del nuevo equipo;
  • El termostato del motor: para reducir las emisiones contaminantes, también hay que asegurarse de que el termostato funciona correctamente. Regula la temperatura del motor ajustando la inyección de refrigerante;
  • El actuador del colector de admisión: a veces olvidado, este actuador controla el volumen de aire limpio inyectado en el motor. Por lo tanto, tiene un impacto importante en las emisiones contaminantes. Por lo tanto, debe revisarse periódicamente y antes de sustituir un catalizador o un filtro de partículas;
  • El tubo de admisión: una admisión obstruida restringe el flujo de aire, lo que puede desequilibrar la relación estequiométrica, aumentando las emisiones contaminantes y ensuciando más rápidamente el nuevo FAP;
  • El catalizador aguas arriba: si va a sustituir el FAP, asegúrese de comprobar que el catalizador está en buen estado. Muchas personas recomiendan sustituir ambos componentes al mismo tiempo. Si es monobloque, es incluso recomendable;
  • Aceite de motor: un aceite de motor reciente ayudará a evitar atascos. Por lo tanto, debe recomendar encarecidamente a sus clientes que cambien el aceite del motor lo antes posible si ha superado los intervalos recomendados;
  • El sistema de aditivos del FAP: si el coche de su cliente utiliza un aditivo diseñado para reducir la temperatura a la que se activan los ciclos de regeneración. En el caso de la antigua entidad PSA, se trata de la cerina. También hay que comprobar que este aditivo se rellena correctamente.

Pasos tediosos pero necesarios

Naturalmente, estas comprobaciones llevan mucho tiempo, pero son esenciales. El éxito de la instalación de un filtro de partículas o de un catalizador es ante todo el resultado de un control minucioso, que garantizará a sus clientes una instalación duradera y de calidad.

En cuanto a la operación de montaje en sí, no olvide desconectar la batería, retirar con cuidado los distintos sensores y asegurarse de que el sistema de escape está perfectamente sellado. Si se trata de su primera sustitución del FAP, no olvide utilizar un kit de diagnóstico para indicar la sustitución. De lo contrario, existe un alto riesgo de mal funcionamiento.

También es aconsejable dedicar tiempo a informar a los clientes sobre el funcionamiento básico de un filtro de partículas y la necesidad de conducir el tiempo suficiente para activar los ciclos de regeneración. El uso adecuado de un motor diésel reduce en gran medida el desgaste de un filtro de partículas.

A veces, el problema de la sustitución también puede echar para atrás a algunos automovilistas. Es cierto que representa un gasto importante, aunque sólo sea en mano de obra. Si hay que sustituir otros componentes en un futuro próximo, puede merecer la pena aprovechar el desmontaje/montaje del nuevo sistema para evitar tener que volver a montarlo más adelante.

A tener en cuenta

Antes de montar un nuevo dispositivo anticontaminación, es esencial realizar un examen exhaustivo de la pieza dañada. Hay que dedicar tiempo a entender la causa de la avería para evitar que se repita.

Una pieza auxiliar defectuosa puede haber dañado prematuramente el filtro de partículas. Si no se resuelve el problema, el nuevo filtro de partículas puede sufrir daños prematuros.

Así que lo mejor es prevenir cualquier problema de encendido, fallos en los sensores o incluso fugas de aceite en el sistema de escape. Sus clientes le agradecerán que identifique el fallo y evite que vuelva a ocurrir.

Por último, los filtros de partículas y catalizadores de Krosfou se suministran con instrucciones de instalación. Le recomendamos que las consulte para conocer las particularidades del nuevo equipo. La guía de instalación también cubre los diversos aspectos prácticos que debe tener en cuenta.

Ya está preparado para sustituir los filtros de partículas de los vehículos de sus clientes. Este tipo de operación está llamada a generalizarse, ya que todos los vehículos diésel están equipados con ellos desde 2011. Por tanto, le aconsejamos que adopte los hábitos adecuados para realizar intervenciones de calidad que harán las delicias de sus clientes.

Fuentes de las imágenes:
Karolina Osinska / Autor: ADDICTIVE_STOCK / Número de licencia: EZMFT5BCV9 - elements.envato.com

Posteado el 13/11/2023 por 2023 0 610

Deje un comentarioDeje una respuesta

Categorías del blog

Últimos comentarios

Busqueda del blog